Los perdonados

25 Ene

De los soldados habría que contar la razón de su cansancio, el peso de sus armas, el nombre de sus muertos, pero no sería justo. Los que luchan tienen derecho a ser perdonados.

Ray Loriga. Los oficiales y el destino de Cordelia.

realmadrid.com

El Real Madrid fue un trueno constante y bello anoche ante el Barcelona, que tembló en el trono como el Rey que escucha la insurgencia cada vez más cerca de palacio. No triunfó el asalto pero aún resuenan los tambores. Jugaron sin suerte los de Mourinho, que en los primeros treinta minutos podrían haber ido 3-0. Lo que  podía parecer otro simple arranque de generosidad blaugrana, se confirmó como algo más: el primer partido de esta era en el que el Madrid fue sin duda alguna el mejor de largo de los dos equipos. Aún con esas, los de blanco se fueron dos abajo al descanso, ocasión de oro para dejarse atrapar por las pesadillas; sin embargo, volvió al campo valiente y testarudo, como sólo este equipo puede serlo, hasta conseguir empatar y rozar el milagro con la punta del dedo de Mourinho.

De entre todos los hombres destacó ese melancólico alemán de corazón turco y bota de seda: Ozil hizo su mejor partido de blanco, coronado por un disparo que rebotó en el palo como el anillo de Match Point lo hizo en la barandilla que separaba el mar del suelo, del infortunio. También brilló Kaká mientras le aguantó el motor, aunque fue tan poco tiempo que en vez de demostrar lo buen jugador que es, parece tan sólo recordar lo buen jugador que ha sido. Por su parte, Benzema estuvo otra vez a la altura de los más grandes, es quizás el delantero con más clase del mundo. Y por fin vimos un Cristiano que lideró la batalla pletórico, sólido, centrado y fiero.

El Madrid refuerza su posición en las dos grandes plazas, Liga y Champions, absuelto de esfuerzos en la Copa una vez perdida. Y en el horizonte se adivina el próximo enfrentamiento, con la duda en el aire de si Mourinho soñará la noche anterior con el partido de ayer o con aquel fatal 5-0. De su sueño, supongo, saldrá el once. Desde luego que el de ayer no te garantiza nada (hace un mes en Liga el Madrid jugó casi con el mismo equipo, a excepción de Kaká por Di Maria y Coentrao por Arbeloa), pero parece claro que es la opción que más nos acerca a la victoria y aquélla con la que los jugadores se sienten más cómodos. No creo, ni mucho menos, que Mourinho desatienda esa lógica.

Fue el de ayer, en fin, un partido que resucita el alma y habilita un plan. Y a un ejército, redimido, preparado para un nuevo enfrentamiento.

Tiembla el Rey; vuelven los tambores.

Anuncios

2 comentarios to “Los perdonados”

  1. David Orea Arribas enero 27, 2012 a 11:28 #

    Me alegra volver a leerte. Veo que has cambiado de plataforma y tienes ahora un WordPress. Sé que son cosas que no te interesan, pero más o menos es a lo que dedico mi vida últimamente: WordPress, Joomlas, CMS, Drupales y esas cosas que tan poco sentido tienen salvo en el mundo precedido de las tres uves-dobles y que cada día se parece más al real.

    Un abrazo Robert

  2. losmejoresratos enero 27, 2012 a 12:33 #

    Más me alegra a mí que me leas, tío. De momento el WordPress parece que tiene buena pinta. A mí todo eso me suena a chino pero si lo haces tú seguro que será interesante. Ya sabes que si algún día quieres echarte una firmita por aquí será bienvenida, aunque me conformo con que te dejes ver de vez en cuando.

    Un abrazo fuerte.

    PD: Te he enviado una cosita al mail, espero que te guste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: