Blancanieves: una personal y hermosa maravilla

10 Oct

Escrita y dirigida por Pablo Berger

Hace un par de días me enseñaron un proverbio judío: Dios creó a los hombres para que le contaran historias. Si es así, Pablo Berger se ha ganado una suite en el cielo. En su segunda película (nueve años después de la interesante “Torremolinos 73″), muda y en blanco y negro, traslada la desdichada vida de Blancanieves a España en los años 20, y nos ofrece un relato rodeado de belleza por todos lados. Contada con una hermosura visual insólita, profundamente española y mágica, “Blancanieves” es una versión libre, personal e inteligente del cuento, instalada en el tercio de los sueños, dotada de una narración pura y precisa, en la que sobran las palabras.

Que nadie piense que estamos ante una astracanada, ante un dislate de autor con delirios de grandeza: cualquier espectador con dos neuronas despiertas disfrutará esta película, que pasa volando ante los ojos y entregándonos una emoción a cada imagen. Hay toros y flamenco, enanos, prestidigitadores y rezos a la Virgen, y todo funciona; como si Pablo Berger hubiera tenido acceso al verdadero cuento, no desvelado hasta ahora, ocultado por versiones contadas de oído, sin la personalidad inconfundible del original. No es así, claro, pero de verdad que lo parece.

La película cuenta con un reparto excepcional (todos están bien: Ángela Molina e Inma Cuesta en sus pequeños papeles, Daniel Giménez Cacho con sus ojos llenos de vida, Maribel Verdú sin una brizna de piedad y las dos Blancanieves de la película: la niña Sofía Oria y la bella y estupenda Macarena García). Destaca también el montaje, expresivo y acertado, y la música, piezas flamencas que funcionan perfectamente. Quizás le sobre algún subrayado innecesario y le falte un poso final, una última vuelta de tuerca que acabe por elevar la película, pero sin duda “Blancanieves” es una obra imponente, preciosa.

El propio Pablo Berger ha reconocido que se escuchó un grito en su despacho cuando se enteró de que “The Artist” (también muda y en blanco y negro) iba camino de convertirse en el brutal éxito internacional que acabó siendo; pero que nadie se confunda, estamos ante películas distintas. Mientras “The Artist” era un canto nostálgico, alegre y manso al cine, “Blancanieves” es una pieza moderna, llena de fuerza y personalidad.

No se trata de volver a hacer cine en blanco y negro, ni mudo, ni gaitas; se trata de que convivan en nuestras salas apuestas inteligentes, emotivas, profundas, que nos cuenten historias sin insultarnos ni destruirnos, que no nos conviertan en imbéciles. ”Blancanieves” es una película española, arriesgada, inteligente y comercial, que merece no sólo el aplauso de los críticos sino el respaldo del público.

Al menos en esto, Dios puede estar contento.

Anuncios

4 comentarios to “Blancanieves: una personal y hermosa maravilla”

  1. Pau octubre 10, 2012 a 12:06 #

    Hola de nuevo 🙂
    ¡Qué ganas de ir a verla! Desde luego hay que apostar por crear e inventar, y si se hace a través de “innovaciones” mucho mejor. No sé dónde leí que innovar es hacer nuevo lo viejo. También hay ganas de disfrutar de ese “toque español” que, al menos en mi caso, unas veces pone de los nervios y, otras, emociona.
    Eso sí, habrá que verla de lunes a viernes con alguna de las variadas formas de abaratar la entrada. Por cierto, leyendo el post sobre la película francesa cuyas protagonistas son prostitutas, creo que estuvimos el mismo día en los cines Verdi. Aunque yo fui a ver “El amigo de mi hermana” con un 2×1. Es lo que tiene, al final tod@s acabamos haciendo lo posible por buscar el momento y el lugar más rentable para ir al cine.
    En fin, saludos y felicidades por el post sobre Hopper, se ve que “la emoción ni se crea ni se destruye, sólo se transforma” (de los cuadros de la exposción a las palabras en tu blog).

    • Los mejores ratos octubre 26, 2012 a 13:01 #

      ¡Muchas gracias, Pau! Espero que hayas podido ver ya Blancanieves y que te haya gustado. Están bien las iniciativas para abaratar un poco la entrada en determinados pases y días. Los lunes a las 4 de la tarde nos miramos los presentes como miembros de una sociedad secreta. Un saludo.

  2. David C. octubre 18, 2012 a 3:53 #

    Me intriga la peli, espero que llegue pronto aquí a Sudamérica.
    Saludos
    David

    • Los mejores ratos octubre 26, 2012 a 13:02 #

      Ojalá podáis verla por allí. Yo creo que va a gustar mucho. A ver si tiene suerte la película; se lo merece.
      Un saludo, David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: